0

No hay productos en el carrito.

David Pierre | Entrevista a un escritor

Hoy tenemos la primera entrevista de este blog. En algunas ocasiones las haremos por escrito. En otras, cuando sea posible, en formato audiovisual. Hoy las circunstancias nos llevan a las letras.  Y es que tenemos a un invitado muy especial. David Pierre, fundador de Proyecto Ficción, cofundador de A Librería y escritor.

 

David Pierre Entrevista

 

David Pierre | Entrevista a un escritor

 

Carmelo Beltrán: Quién es David Pierre y cómo ha llegado al mundo de la escritura.

David Pierre: Curiosa pregunta, y algo difícil de contestar. La identidad es un concepto que va cambiando de forma constante, a la par que el tiempo avanza. De hecho, es gracias a la literatura que mi identidad crece, se estampa contra las paredes que yo mismo construyo y aprende constantemente. Es un concepto tan relativo que puede que hoy esté contestando a esta entrevista tranquilamente sentado en el sofá de mi casa y el día de su publicación ya no sea yo mismo. Igual me ha dado por abandonar hasta el mundo literario y empiece a dedicarme a la alta cocina.

O, pensándolo mejor, no, eso es poco probable. En realidad es imposible –a no ser que algo me golpee fuertemente la cabeza–; si hay algo que me defina con absoluta constancia es la lectura, la escritura y la crítica literaria. Esto último lo hago en el blog de A Librería.

Un día, de crío, descubrí la colección conocida como Barco de Vapor (o Vaixell de Vapor). Empecé a leer mucho desde entonces, tanto en castellano como en catalán. Me fascinaban tanto sus premisas y sus historias como el hecho de que sus colecciones estuviesen divididas por colores y edades. Sentía que crecía conforme avanzaban mis lecturas, conforme era capaz de agarrar un libro de la siguiente serie y comprender lo que sus líneas explicaban. Luego llegó a mis manos Harry Potter, gracias al niño que sobrevivió mi cabeza se perdió en las frondosas nubes de la literatura fantástica… y allí sigo hoy, un montón de años después. Por supuesto, por el camino tuve el placer de leer a grandes autoras y autores de distintos géneros, pero fue gracias a Nada, de Carmen Laforet, que entendí que quería dedicarme a escribir. Tras terminar su lectura, empecé a dar palos de ciego con mi bolígrafo. Luego me pasé al ordenador.

CB: Estás a punto de lanzar un libro. Tu primer libro. ¿Cómo te sientes? ¿Se disfruta más el proceso de escritura o colocar el punto y final?

DP: Proyecto ficción ha sido para mí algo así como el hijo que cumple los treinta y todavía no se ha emancipado. Me costó horrores lograr ser constante en esto de escribir, así que la novela se fue construyendo paso a paso, a ritmos muy pausados, intermitentes y lentos. Por suerte, hace unos meses me di a mí mismo dos bofetadas y me puse en serio. El hijo está ya a punto de emanciparse.

Y me siento realmente bien, con muchas ganas de que todo siga avanzando y al fin la novela vea la luz. De momento, he disfrutado más del proceso creativo, pero colocar el punto y final también supuso una gran satisfacción… y una pena terrible. Echaré de menos llenar mis huecos libres escribiendo las aventuras de Verna y Ben, pero también tenía ganas de empezar con otros proyectos.

Actualmente te dedicas a dos proyectos literarios (más allá de las obligaciones que nos recuerdan que somos personas responsables del mundo real). Uno es A Librería, un lugar en internet dedicado a la literatura y el otro es Proyecto Ficción, un espacio más personal donde escribes, dibujas y pones en práctica tu faceta artística.

Me gustaría hacer un inciso antes de seguir. ¡Me encantaría dibujar así de bien, eso no lo dudes! Pero no soy yo el que dibuja en mi blog, ni tampoco en A Librería. Es Gemma Martínez, la ilustradora y diseñadora gráfica que nos acompaña a Miriam Beizana y a mí desde la formación del blog y que, además, se ha encargado del arte y el diseño final de la portada de Proyecto ficción y de las ilustraciones interiores.

CB: ¿Qué es lo principal que te han aportado estos proyectos?

DP: A Librería me ha ayudado a crecer como persona, como lector y como escritor. He descubierto a lo largo de este casi año y medio a grandes autoras y autores independientes y autopublicados y he desarrollado mi afán por escribir. Además, gracias a disponer de un portal como el de A Librería, he podido ayudar a difundir algunas de las pequeñas joyas pertenecientes a la literatura escrita en español que, por falta de medios –en comparación con las publicadas por las grandes firmas editoriales– no son tan conocidas. A Librería también me ha ayudado a relacionarme con varias personalidades pertenecientes al mundillo literario actual.

Proyecto ficción era el nombre inicial de mi blog. Simplemente se lo puse porque era el nombre de mi novela (no me lo curré demasiado). Luego, comprendí que esta coincidencia era contraproducente y la página fue evolucionando hasta convertirse en página de autor y ahora se llama David Pierre – Relatos y crítica literaria. Sí, soy un soso.

Si en A Librería alternamos entre contenido claro y concreto (crítica literaria y artículos, sobre todo) en David Pierre enfoco el contenido un poco más hacia lo personal. No quiere decir que hable solo de mí, claro, pero mientras en A Librería casi todo lo que reseño son las lecturas que nos proponen desde fuera, de vez en cuando reseño también obras en mi blog que, simplemente, me apetece leer y compartir. Allí, además, doy rienda suelta a distintas temáticas divididas por secciones: relatos, artículos sobre actualidad literaria o sobre grandes figuras de la literatura… En definitiva, el blog se ha convertido en un espacio que me ayuda a darme a conocer y en el que resumo quién soy y qué es lo que me gusta hacer.

CB: ¿Por qué comenzaste con ellos?

DP: En A Librería comencé porque me encanta leer y escribir. Y porque, además, me gusta dar mi opinión sobre la ficción escrita, que además opino que es y será siempre la forma definitiva de entretenerse. Empecé con Miriam Beizana y no teníamos un objetivo más allá de enseñarle al mundo lo que nos gustaba. Creo que al principio subíamos dos reseñas por semana. Ahora vamos por cinco y nos faltan días…

Con mi página personal empecé para lograr la ansiada constancia que nunca me había definido como escritor. Apenas llevo con él medio año, y ya he subido más de setenta entradas. Así que supongo que he logrado la constancia deseada.

CB: ¿Crees que la repercusión que has tenido te va a ayudar a que el libro tenga mejor acogida?

DP: Creo que sí, que Proyecto ficción llamará algo más la atención gracias a que mi nombre le sonará a algunas personas. En el fondo me apena que las historias vayan ligadas a los nombres de sus autores, que no se dejen descubrir por sí mismas, pero entiendo que es algo necesario en el mundo de celeridad e impaciencia en el que vivimos.

Las redes sociales, los blogs de escritor y las herramientas que nos ha brindado internet ha revolucionado la manera en la que los escritores se mueven por el mundo editorial. ¿Cómo utilizas tú estos instrumentos de cara a la promoción de tu marca como escritor y tus proyectos literarios?

Internet es un mar de tiburones. Y yo soy un pequeño pez payaso. O así me siento desde que me metí de lleno en la red. De todos modos, opino que acercarte a personalidades, editoriales y expertos sobre literatura ayuda a cualquier persona a crecer como escritor/a y a difundir su marca. La parte de las relaciones humanas (incluso por las redes sociales) la llevaba mucho peor antes. Ahora, a base de constancia, me va costando menos. Y gracias a ello, por supuesto, he podido difundir mis proyectos, mis creaciones y mis ideas y que tengan una mínima repercusión.

CB: ¿Cuál sería la mejor y la peor cosa que te ha aportado tener proyectos literarios en internet? ¿Recomendarías a cualquiera que se lance a por uno?

DP: Lo mejor que te brinda internet es que puedes expandir tus proyectos en un santiamén y pueden leerte en casi todo el mundo. Lo peor es el tiempo que conllevan las redes sociales y la facilidad con la que todo se esfuma porque hay algo más nuevo. Trabajo por la mañana y por la tarde, así que a veces no puedo evitar tener la sensación de que me estoy perdiendo cosas porque no puedo atender al máximo las RRSS y el nuevo contenido. Pero intento estar al día.

Recomendaría a alguien que quiera escribir, crecer y disfrutar de la experiencia lanzarse a por un proyecto literario en Internet siempre que disponga del tiempo y las ganas necesarias. Si no consigue reunir estos requisitos, se agobiará y quizás pierde la pasión que le hizo llegar hasta allí.

CB: ¿De dónde surge la pasión por la lectura, la escritura y la difusión literaria de David Pierre?

DP: Como ya he comentado en más de una ocasión, Nada, de Carmen Laforet fue mi piedra angular. La opera prima de Laforet fue una de las lecturas obligatorias en el instituto (han pasado ya unos años), y recuerdo con cariño como llegué a clase tras finalizarla en un par de días y con la ilusión de comentarla con mis compañeros. Había despertado en mí un afán por escribir que no me había planteado antes. Pero todos dijeron sentir repulsión por la gran obra, aseguraron no soportarla incluso. Yo me quedé perplejo y afirmé todo lo contrario: Nada era la mejor novela que había leído nunca pese a ser muy distinta a la fantasía que tanto me gustaba. Y como pareció que le estaba haciendo la pelota a la profesora, me encargó para el día siguiente una exposición oral sobre Nada, para ver si era verdad lo que decía sobre ella. De la exposición no disfruté tanto.

Desde entonces escribí para mí, luego difundí textos cortos e improvisados en un blog que caía en saco roto cada vez que era actualizado (porque no le estaba dedicando la atención suficiente a las redes sociales) y, finalmente, me uní al Foro de Jóvenes Escritores. Allí conocí a la autora intimista Miriam Beizana (que por aquel entonces no había publicado nada, ni siquiera Marafariña) y nos hicimos amigos. Fue gracias a ella que decidí seguir escribiendo, que, poco a poco, reuní las fuerzas para que Proyecto ficción fuese una realidad y que descubrí mi pasión por la crítica literaria. Miriam es mi mentora (aunque se siente vieja si se lo digo).

CB: ¿Qué le recomendarías a alguien que quiere lanzarse a escribir o a un proyecto literario en internet?

DP: Le recomendaría mucha paciencia, muchas ganas y que, sobre todo, disfrute de lo que hace. Que no sobrepase sus límites, pero que cada día escriba un poco más. Que descanse de vez en cuando, pero no durante dos semanas seguidas. Que se esfuerce por mejorar y por crecer como persona y lectora/escritora y que no haga caso a los likes, a los comentarios o al feedback en general. Que si trabaja y se esfuerza por mejorar todo llegará, poco a poco, pero lo hará.

 

¿Conocíais a David Pierre? Estoy seguro de que ahora más de uno querrá brindarle una oportunidad. Os recomiendo que le deis una oportunidad a su contenido. Merece la pena.

Comments

  • David Pierre

    diciembre 19, 2017 at 8:35 pm

    Es todo un honor ser el protagonista de la primera entrevista de este gran proyecto que tienes entre manos. Nos leemos, compañero. Un saludo.

  • Carmelo

    diciembre 20, 2017 at 5:47 pm

    Muchas gracias, amigo ^^

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies