0

No hay productos en el carrito.

Las puertas de piedra | Deseos para el final de El nombre del viento

Nos encontramos ya en el año 2018. El tiempo pasa alimentándose del presente de manera insaciable. Sin embargo, nosotros seguimos sin noticias de la última parte de El nombre del viento. Desde que fuera lanzado en el año 2011 El temor de un hombre sabio, no hemos tenido nada más de la saga Crónica del asesino de reyes. Han pasado ya más de siete años desde entonces. Aun así, yo no pierdo la esperanza. Me encomiendo a las estrellas y les pido mis tres deseos para Las puertas de piedra.

Las puertas de piedra El nombre del viento

Las puertas de piedra | Deseos para el final de El nombre del viento

Desde aquel año 2011 hemos tenido rumores de todos los tipos. Lo único que se ha llegado a materializar ha sido La música del silencio. Este spinoff protagonizado por Auri que fue recibido con crítica bastante dispar. Han sido muchas las conversaciones que afirmaban que la tercera parte, Las puertas de piedra, estaban al caer… pero ninguna se ha llegado a materializar.

Lo único que se ha hecho realidad ha sido la cesión de derechos del libro a Lionsgate. La empresa americana quiere adaptar la historia de Kvothe al mundo de la televisión y del videojuego. Aun así, desde que esto se confirmó, los avances y noticias tangibles han sido bastante escasos.

Mientras que se ha dicho que la serie será una precuela, del videojuego no tenemos información. Con estos datos, hay que asumir que el producto televisivo no encarnará la historia de Kvothe. Supongo que se centrará en el tema de los Chandrian y otras fechorías previas a conocer a los Edena Ruh.

Esta información, además, nos permite empezar a especular. A mí, por ejemplo, me permite creer que en caso de que existan en un futuro más historias sobre Tremerant, estas no serán de papel. Por supuesto que no se puede descartar la novela. De hecho, me encantaría. Pero, viendo el ritmo de producción de escritura de Patrick Rothfuss y que en una entrevista dijo que se sentía tan presionado con el trabajo en la tercera entrega que ya no disfrutaba a la hora de escribir, que hay algo que me dice que no se realizará.

No obstante, y para los temerosos que tras leer estas palabras haya surgido el miedo, que no cunda el pánico. Él siempre se ha mostrado muy comprometido con la historia. En muchas entrevista ha hecho referencia a todo lo que ha sacrificado por ella. Algunas tan importantes como perderse momentos de la vida de su hija. Todo por crear la historia perfecta.

Después de esta introducción, ya podemos conocer mis tres deseos para Las puertas de piedra.

Las puertas de piedra tienen que terminar en el presente

Me encantaría que la historia acabara en el momento presente. Esto es, dentro del momento temporal en el que Kote está narrándole a Cronista la historia de Kvothe.

Sinceramente, para mí sería una gran decepción que todo terminara en el pasado. Patrick Rothfuss tiene que ser capaz de llevar los acontecimientos hasta el presente. Además, tiene la misión de hacerlo con coherencia con los distintos momentos temporales. De esta manera, el enfrentamiento final con los Chandrian tiene que hacerse de manera adulta, una vez haya recuperado su nombre o lo que sea que ha perdido en el tiempo que ha estado recluido en sus propios miedos.

Aunque si me preguntáis, diré que no tengo ni idea de cómo puede lograrlo. Uno de los problemas que tiene es que El temor de un hombre sabio apenas avanza en la trama. Sí, Kvothe vive muchas aventuras, pero de cara a lo que puede ser Las puertas de piedra es bastante inocuo. Así, si en la tercera entrega quiere concluir todos los cabos que persisten abiertos desde El nombre del viento, va a tener que tener muchas páginas la novela.

Sería muy poético que el nombre no estuviera perdido o robado. Que, simplemente, Kote se hubiera olvidado de él. De esta forma, una vez contara a Cronista su historia y recordara quién es, podría volver a tenerlo.

Es un gran reto para el escritor. Espero, sinceramente, que Rothfuss sea capaz de solventar la situación a la perfección.

La reaparición de Abenthy

Cronista y Abenthy son mis personajes favoritos de la saga. Por desgracia, ambos aparecen poco. Uno, solo en los interludios, el otro, en el inicio de la primera novela. Con un papel fundamental, necesito saber un poco más sobre ellos.

Para mí, el papel de mentor de Abenthy es increíble durante El nombre del viento. No está a la altura de Gandalf en El señor de los anillos, pero hay que tener en cuenta las pocas páginas que abarca su acción. En Las puertas de piedra se merecería volver a aparecer.

Quizás el Gandalf de El nombre del viento sea Elodin, ¿no?

A veces me gusta imaginarme qué hubiera pasado si Abenthy hubiera tenido un papel en la universidad. Sé que esto habría restado dinamismo a los movimientos libres y traviesos de Kvothe, pero podría ser un sabio que le vigilara en la sombra y le ayudara cuando más lo necesitara.

Su reaparición, además, me gustaría que fuera en el presente. Si en Las puertas de piedra apuestan por lo fácil, lo hará en el pasado. Sé que era un hombre un poco mayor y que esto hará que muchos penséis en que ya debe de estar muerto en el presente. Pero, el caso es que no sabemos cuál es la edad real de Kvothe. Puede que en la posada tenga solo veinte o veinticinco años. No se nos indica en ningún momento. Solo nos dicen que parece mayor y cansado. Es decir, dice parece. Algo que creo que tiene mucha importancia.

Por ende, me lo imagino hablando con él, leyendo algún libro y recordando la etapa inconsciente joven de Kvothe. Era todo un peligro enseñarle y, quizás, si se juntan, podrá recuperar la chispa de los ojos.

Si jugamos a imaginar, me gustaría que apareciera junto a Devi. Podría ser que ambos se hubieran encontrado y Devi le hubiera dicho que un pelirrojo le dejó a resguardo su nombre. Su verdadero nombre, para que lo protegiera hasta que fuera necesario.

Kvothe mata a Auri en Las puertas de piedra

Siempre he pensado que la afirmación de la sinopsis en la que Kvothe decía que ha matado a princesas tenía un toque metafórico. Además, por alguna razón que desconozco, siempre la he relacionado con Auri. Ella representa algo parecido a una princesa de la luna.

Por si fuera poco, en El nombre del viento descubrimos que tiene conocimientos sobre los Amyr. Una pena que nunca llegue a hablar sobre ellos. Además, Kvothe la llama duendecillo lunar. Esta relación con la luna tiene que tener alguna importancia.

Auri tiene que se alguien importante. Las puertas de piedra nos lo tiene que desvelar. Si Patrick Rothfuss reescribió toda la mitad de la primera novela para incluirla, no puede ser un ente sin importancia. No puede ser que solo quiera representar la excentricidad de quienes no soportan la enseñanza de las clases universitarias. Tiene que tener algo detrás.

Por todo ello, espero que sea la causa del fin de Kvothe tal y como él cuenta. Esto es, me gustaría que en un enfrentamiento en el pasado con los Chandrian, presumiblemente en la Universidad, Kvothe utilice su nominación de manera descuidada. Perdería el control ante las emociones de venganza de su familia. Y, en un descuido, acabe matándola cuando ataque a Ceniza. También puede ser que este la use como escuda. Pero, si tengo que elegir, me gustaría más que fueran sus deseos de matar a los Chandrian los que le cieguen, ataque sin pensar en las consecuencias y en medio de la tormenta se encuentre Auri. A mí me encantaría que fuera el punto de inflexión del personaje en Las puertas de piedra

En ese momento, Ceniza ordenaría a los Chandrian que se fueran. Ya habrían destruido suficiente el alma del pelirrojo en ese momento. Podrían disfrutar del dolor de su rostro y volver para acabar con él cuando la culpa le hubiera consumido.

Será en ese momento en el que Kvothe abandone su vida de estudiante. Huya, lejos. Se esconda, renuncie a su identidad. Incluso, podría renegar de sus poderes, de la nominación en sí, porque no quiere utilizar algo que pueda causar la muerte de sus seres queridos. Estará tan avergonzado consigo mismo que se convertirá en Kote.

Además, me gustaría que todo esto pasara al principio de la novela. Así, Las puertas de piedra podrían narrarnos todo el proceso de transformación de Kvothe a Kote.

 

Estos son mis tres deseos literarios para Las puertas de piedra. Todo es inventado y de mi propia cosecha. Me he tenido que levantar imaginativo esta mañana. Me apetecía compartirlo con vosotros y saber cuáles son vuestros deseos, que no es lo mismo que teorías. ¡Dejadlas en los comentarios!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies