0

No hay productos en el carrito.

Mis propósitos como lector en el año 2019

Parece mentira, pero hoy se acaba 2018. Un año que ha sido largo, ha estado lleno de contrastes en mi caso y que, en gran medida, también prefiero que se termine y arrancar una nueva etapa. Eso sí, esto no implica que los acontecimientos hayan sido prescindibles. Nada más lejos de la realidad. Pero empiezo esta nueva etapa con muchas ganas, proyectos por delante y la necesidad de definir un camino marcada con rotundidad. En toda esta realidad, estos son mis cinco propósitos como lector para el año 2019.

Propósitos como lector para el año 2019

A nivel personal soy muy amigo de los propósitos para año nuevo. Cuando los enfoco a la ida profesional, realizó un gran esfuerzo de cabeza para elegirlos. Después de todo, serán las baldosas amarillas del camino que me proponga seguir durante la siguiente etapa, independientemente de que posteriormente se cumplan o no. El simple hecho de formularlos implica un compromiso conmigo mismo y una reflexión intensa del objetivo que quiero marcarme.

Supongo que por ello, cuando me he plantado delante de un papel en blanco para determinar cinco propósitos como lector para el año 2019, no me lo he podido tomar tan en serio. Si la literatura me apasiona, tiene que mantenerse como tal, como una realidad que es capaz de conseguir que mi corazón palpite a más velocidad. Y, en dicho sentido, tengo que tomarla entre carcajadas, sonrisas y, simplemente, la mirada de un niño que quiere seguir emocionándose.

De este modo, mis cinco propósitos como lector para el año 2019 son:

  • Retomar el gusto por la literatura fantástica.
  • Conocer más del mundo de la ciencia ficción literaria.
  • Bucear en la obra de William Shakespeare.
  • Leer más clásicos que este año.
  • Disfrutar con más calma de la literatura.

Como simple apunte antes de bucear en cada uno de los puntos, tengo que decirte que en este artículo no añado ningún propósito relacionado con el canal porque dentro de una semana tendrás una mirada a 2018 desde el punto de vista de creador de contenido literario en internet, con un enfoque mucho más personal y en el que prefiero dedicarle el tiempo que merece a dicha tarea.

Retomar el gusto por la literatura fantástica

Es cierto que durante este año he seguido leyendo obras de literatura fantástica, pero la realidad es que me he desencantado un poco con el género. Supongo que haberle dado tanto protagonismo en mis estanterías a lo largo de los años ha conseguido que me sienta un poco distante con este tipo de historias. Y ya va siendo hora de que nos sentemos. Ambos al lado de una taza de café y podamos comprendernos de nuevo.

No puedo decir que mi relación con la literatura fantástica termine mal. De eso nada. La realidad es que el último acercamiento que hemos tenido nos ha devuelto parte de la magia a ambos. Un mago de Terramar, el primer libro de la famosa saga de Ursula K. Le Guin ha conseguido que vuelva a sentir un gran interés por los mundos cargados de magia. Su narración clásico y su toque característico me ha tenido con ganas de moverme por sus páginas de manera constante.

Así, el primer objetivo será finalizar la saga de esta escritora y, después, descubrir nuevos mundos en los que me apetezca navegar.

Conocer más el mundo de la ciencia ficción literaria

Si bien es verdad que a lo largo de los años he ido picoteando de alguna saga de ciencia ficción literaria, creo que 2019 tiene que ser el año en el que me atreva a conocer más de este mundo. Es decir, no simplemente acudir para ver qué me encuentro, sino tener los conocimientos oportunos que me permitan ser consciente de qué leo en cada momento y por qué lo hago. Esto es, conformarme una cultura básica que me permita conocer el género.

Ante esto, uno de los primeros pasos que me gustaría tomar es volver a empezar con la Saga de Ender. Fue una historia que me gustó mucho su inicio y que dejé apartada. Con todo el contenido que conforma esta historia, o lo pillo desde el principio con las bases asentadas, o se plantea muy complicado.

En ese mismo sentido, quiero descubrir nuevas sagas que tengan renombre. Historias que hayan marcado un antes y un después en el género. Y eso solo se consigue a base de leer, aprender y bucear en las páginas ya escritas.

Bucear más en la obra de William Shakespeare

Este propósito es una muestra del fracaso de uno de los que me prometí cumplir el año pasado. Quieren Bucear más en la obra de William Shakespeare y en 2018 al final solo he leído Macbeth.

Así que con un fallo ya en las espaldas, ha llegado el momento en el que William Shakespeare vuelva a tener un hueco en mi mesilla de noche. Así que, si todo va bien, cuando acabe 2019 quiero poder decir que he disfrutado y aprendido de unas de las obras más importantes del dramaturgo por excelencia de la historia.

No sé por qué me da que plantearme leer libros específicos nunca sale bien.

Leer más clásicos

Un propósito de grandes dimensiones y muy semejante al anterior, pero con la particularidad de que no se trata de algo concreto, sino mucho más abstracto en el que tengo una marea de opciones entre las que elegir y disfrutar.

Me gustaría poder decirte que hay un escritor o un libro concreto que me muero por leer. Pero no es así. De hecho, a día de hoy no sé ni siquiera cuánto tiempo tiene que transcurrir para que una obra y un autor pueda llamarse con esta denominación. ¿Me ayudas con esto?

Aunque, si fuera consciente, tampoco te sabría decir en concreto. Es un objetivo cuya meta es la asunción de una mayor cultura literaria. Las obras de hoy en día beben mucho del pasado y si queremos conocerlas como se merecen, es necesario girar la mirada a las raíces de la literatura.

Disfrutar con más calma de la literatura

No sé si habrá sido como consecuencia de la falta de tiempo de este año. Quizá de la realidad de que tenía prisa poder generar contenido para el canal y el blog. La verdad es que me he encontrado en muchas ocasiones corriendo por las páginas, sin dejarme esas respiraciones que me permitieran disfrutar de las letras que estaban plasmadas en ellas.

De esta manera, 2019 tiene que ser una vuelta a los orígenes. Es uno de mis propósitos como lector más importantes. Quiero tener la capacidad de disfrutar de cada letra y de cada coma. Que sienta que lo que tengo delante no es un mero trámite para crear. Sino que sea un fin en sí mismo. Que tenga la capacidad de emocionarme, llorar, reír y soñar con lo que me están contando.

Así, este es un canto al Carmelo Beltrán del futuro. Por favor, compañero de vida, trata a cada libro con el tiempo, cariño y mimo que se merece. Ambos sabemos que posteriormente lo agradecerás.

Estos son cinco propósitos como lector para el año 2019. Ahora me gustaría que plasmaras en los comentarios cuáles son los tuyos. Así podemos comparar, compartir ideas y disfrutar juntos de un año lector como mandan los cánones. ¡Ah! Que no se me olvide. ¡Feliz entrada de año! Que esto se nos acaba ya. ¿A ti que te depara 2019?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies