0

No hay productos en el carrito.

Roald Dahl #3: Cinco cuentos y las secuelas de una guerra

¿Habéis escuchado eso? Sí, tras pasear por su vida y por su literatura de manera general ha llegado el momento de bucear en la obra de Roald Dahl. Sus cuentos son lo que nos han traído por aquí y es que después de comprobar las secuelas que una guerra y una infancia complicada dejaron en su pluma, ¿quién podría no tener ganas de bucear en ellos? Hoy salen a la palestra sus cinco primeros relatos y tengo que decir que me han sorprendido gratamente.

Roald Dahl un paseo por sus cuentos

¿Qué encontramos en los primeros cinco relatos de Roald Dahl en esta obra?

Roald Dahl enarbola la pluma con habitualidad una vez finaliza la Segunda Guerra Mundial. Su influencia es evidente y nadie podría negarla. Mi primera intuición consistía en pensar que sus cuentos se emplearía un enfoque mucho más infantil, pero he atisbado una mirada mucho más adulta. La pluma de un alma destrozada.

Los cinco primeros cuentos de Roald Dahl son terriblemente duros. Implacables es la palabra que emplearía si tuviera que escoger una. Están dirigidos a todos aquellos que catalizaron un conflicto que no pertenecía al resto, pero que fueron ellos quienes pagaron en forma de vidas, miedos y desconfianzas del prójimo. Esos valientes, héroes involuntarios que, hasta sin quererlo, se atrevieron a ser valientes y felices.

En esta tesitura, otro conflicto interno del escritor patente será el de la animadversión entre vecinos. Si bien es cierto que cuando se habla de su vida no es algo que se destaque, por sus letras se puede atisbar más de un problema. Consecuencias de un conflicto armado en el que el hambre perpetraba el caos por las calles y en el que cualquiera mataría por un trozo de pan, las personas se veían envueltas en la amargura, la angustia y el veneno que la supervivencia podía instaurar en cualquiera.

Todavía queda mucho donde bucear en la obra de Roald Dahl. Os prometo más celeridad en el proceso. Sin embargo, soy realmente optimista. Los estoy leyendo por orden de publicación y el hecho de que su primer trabajo ya me haya encandilado me incita a pensar que la magia espera en algún lugar.

Los cuentos que conforman este primer artículo son:

  • Un cuento africano
  • Solo esto
  • Katrina
  • Cuidado con el perro
  • No llegarán lejos

¿Los analizamos de manera individual?

Un cuento africano

La primera sorpresa apareció sin avisar. El Carmelo Beltrán lector estaba convencido de que se encontraría con una historia dirigida a un público infantil. Como lector había investigado sobre su vida y obra para la realización de esta iniciativa, pero aun así la fama que precede a sus cuentos había eclipsado el raciocinio.

Sin connotación negativa alguna, Roald Dahl nos narra una historia bastante dura entre dos vecinos. Es un cuento en el que el conflicto es el tema principal. Bajo la creencia de que uno le roba la leche a su contraparte, implicando la imposibilidad de que el dueño pueda ordeñarla, este decidirá tomar cartas en el asunto.

Simple a primera vista, su trasfondo habla por sí solo. El propietario de la vaca únicamente escuchará un siseo cada noche y su sonido será capaz de romperle la templanza con la que ha encarado su vida. A pesar de solo hallar fantasmas, cargará con su escopeta cada día bajo la estrellas para asegurarse de que el truhán no vuelva a aparecer jamás. No dudará en afirmarse a sí mismo que le robará la vida si tiene la más mínima oportunidad.

Con un cambio de enfoque brutal a finales de la historia, este cuento de Roald Dahl nos va a permitir pasear por la mente de los humanos, nuestros miedos y el odio que a veces nos apresa.

Solo esto

Solo esto es una historia que ya ha estado presente en esta iniciativa. Se hizo referencia a la misma cuando caminamos por la vida de Roald Dahl. Es un retrato de sí mismo, un recuerdo guardado en tinta para que nunca se le olvidara lo cerca que estuvo de la muerte.

Este cuento refleja el accidente que sufrió mientras pilotaba su avión durante la Segunda Guerra Mundial y la forma en la que después se despertó en suelo francés siendo engañado de su paradero.

Nos narra la agonía y la desesperación de un hombre que atisba que la vida se le escapa entre las manos. Contempla cómo el avión en el que vuela no para de perder altura y que el botón de eyección ha dejado de funcionar. Sin maniobra posible que pueda cambiar un sino que parece inexpugnable, contemplaremos la rendición, el perdón de uno mismo y la aceptación de que el final ha llegado. Ese instante en el que la aeronave acaricie la tierra se detendrán todas nuestras respiraciones.

Recuerdo que cuando leí este relato no tenía ni idea de que estaba basado en una experiencia propia. Fue después cuando investigué más sobre Roald Dahl y decidí que era un escritor sobre el que merecía la pena hacer una iniciativa. La realidad siempre supera a la ficción y es que solo de la desazón más absoluta surgen las mejores creaciones. El pavor y las secuelas de participar en la Segunda Guerra Mundial convierten a esta historia en un auténtico tesoro.

Katrina

Se trata de mi cuento favorito de todos los que he leído. También está basado en una experiencia propia de Roald Dahl durante la Segunda Guerra Mundial y lo que lo hace realmente especial es que está protagonizado por una niña pequeña a la que todos admiran. Su nombre es Katrina.

Experiencia real como la vida misma, este cuento de Roald Dahl se basa en el instante en el que el escritor tuvo que viajar a Grecia con su escuadrón a modo de refuerzos para tratar de hacerle frente a la aviación Nazi. Misión suicida donde las hubiera, las fuerzas alemanas superaban con creces todo lo que el equipo del autor podría haber hecho allí. Salir con vida tiene que considerarse un milagro o el triunfo de una estrategia suicida.

En este contexto de Crónica de una muerte anunciada se nos presentan unos personajes felices que están dispuestos a enfrentarse al mal lo que les quede de vida. Lucharán en situaciones paupérrimas, pero creerán en la causa que les mueve.

En este contexto aparece Katrina. Una niña pequeña que se ha negado a tener miedo. Sin familia, se encuentra sola en un mundo del que no quiere esconderse más. Cuidada por los soldados, será la más valiente del escuadrón cada vez que sean atacados por la aviación Nazi. En lugar de ocultarse en las trincheras, se erigirá y caminará directamente hacia donde se encuentren. Si quieren arrebatarle la vida, que lo hagan mirándole directamente a los ojos.

Es un relato escalofriante de un Roald Dahl que poco a poco va encontrando su lugar en las letras. Solo por él merece la pena estos cinco primeros cuentos del escritor.

Cuidado con el perro

Ligera sensación de deja vu con la primera historia. Mantiene el estilo e incluso la temática. Nos narra los problemas que pueden llegar a existir entre vecinos por cuestiones nimias que, en un determinado contexto, se oscurecen dejando olvidada a la concordia. Circunstancias que exploran la meta a la que la desesperación puede llevar al ser humano cuando decida actuar de manera irracional.

Protagonizado por el caos generado por un perro, un vecino pierde la cordura a partir de sus ladridos. Se nos muestra un animal que, si bien es cierto que ladra, no es algo excesivo que pueda quebrar el temple de cualquier persona. Sin embargo, las percepciones a veces son demasiado tétricas, y este humano comienza a enfocar todo su odio frente al animal y al dueño.

Cuando lo haga se enfrentará a la ira de un dueño desesperado. Y es que esta historia quiere analizar hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar sobre nuestra locura y amor por un animal.

No llegarán a viejos

Y con este llegamos al último de los relatos de Roald Dahl. Si tengo que ser sincero, ha sido el que menos me ha gustado de estos cinco cuentos que componen el principio de paseo por su obra. Sin embargo, sigue siendo una apuesta de lo más interesante que llenaría la necesidad de todo lector ávido de relatos.

El problema que le he encontrado es su estructura similar al primer exponente y la falta de aporte de algo que me hiciera sentir más. Por ello es menester afirmar que en caso de que hubiera sido distinto y de que hubiera leído en primer momento este, el sentimiento sería igual, aunque a la inversa.

Volvemos a colocarnos en guerra. Constante en su producción literaria, será algo que quien disfrute de los conflictos obtendrá de sus historias. Como es mi caso particular, cada una de las veces en las que narra los sentimientos de quienes quedaron encerrados en la guerra, es algo que tengo que agradecerle.

Nos cuenta la historia de una serie de compañeros que cuentan con la seguridad de que sus horas están contadas. De que el tiempo juega en su contra y de que han llegado al final de sus días.

Este es el primer episodio de este paseo. Me ha convencido la literatura de Roald Dahl. tengo muchas ganas de seguir investigando por sus historias, pero tengo que decir que, ojalá, hubiera entrado ya en materia con los cuentos infantiles. Todo llegará, por supuesto, y no es menester que suframos antes de disfrutar de su calidad literaria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies