0

No hay productos en el carrito.

Sobre mí

¿Quién es Carmelo Beltrán?

Nací en el 1994. Un año que comenzó en sábado y que tuvo que aguardar diez días más para que yo empezara a formar parte de un mundo que me esperaba antes. Cartagena (Murcia, aunque si vais alguna vez por allí no lo digáis muy alto) me acogió durante los primeros meses de una vida que fueron determinantes, pues, a causa de la realidad del trabajo de mis padres, pronto entendí que tendría que mudarme cada pocos años de una ciudad a otra. Algo que posteriormente conformaría un punto muy importante en mi actividad personal y profesional.

Las historias me han apasionado desde siempre. Si bien la lectura tardó en robarme el corazón, el resto de formatos —sobre todo los videojuegos— me acompañaron desde que tengo memoria. Más allá de ellos, la tecnología siempre ha supuesto un elemento fundamental en mi existencia. Todavía recuerdo la habitación especial de un hogar que ya solo forma parte de los recuerdos del pasado—como yo la llamaba—. Se trataba del cuarto de una pequeña casa donde descansaba un ordenador que yo empecé a toquetear desde que tengo memoria. Allí descubrí lo que era internet, mucho antes que el resto de mis compañeros de clase.

Encontré una ventana al mundo que durante mi adolescencia sería fundamental. Proyectos hubo desde siempre y, si bien comenzaron enfocados al ya comentado mundo de los videojuegos, pronto la literatura empezaría a abrirse camino. Compaginada con tareas de comunicación en medios tecnológicos, poco a poco ganó peso en mi forma de vida y me decanté por ella.

Cómo comencé a leer | Mi vida como lector

Tardé dieciséis años en comenzar a leer por placer. La vida de alguien nacido en los noventa tiene muchos estímulos y la literatura que trataban de hacerme querer en el instituto a golpe de lectura obligatoria no daba más resultado que odiarla cada día un poco más.

Fui lector tardío, a diferencia de la mayoría que pueblan el mundo de la escritura y la literatura. Mientras ellos recuerdan con nostalgia una infancia rodeada de lectura, yo tuve que aguardar hasta caer enfermo en la adolescencia para encontrar la magia que guardaban. Que era mucha. Así, cuando tuve que pasar más de nueve meses en la cama y comencé a odiar todo lo que me gustaba hasta ese momento, le di la oportunidad a un libro y descubrí en su interior un mundo totalmente nuevo. Un mundo al que yo quería pertenecer.

La literatura me salvó. Yo estaba angustiado, sin ganas de vivir, con muy pocas energías para mirar hacia delante, pero los libros me encontraron y me dijeron que siempre habría un mundo al que podría regresar.

Al recuperarme todo cambió. Me di cuenta de que a mi alrededor apenas había gente con la que poder compartir mi pasión. Ya ni siquiera hablemos de hacerlo al nivel que yo necesitaba. Así que fue el punto de inflexión que me llevó a abrirme un blog que derivaría en todo lo que hoy tengo entre manos. Así que si hoy volviera atrás y tuviera la oportunidad de evitar caer enfermo, no lo haría bajo ningún concepto. Es probable que esos meses en cama marcaran mi futuro como nada lo había hecho hasta entonces.

Proyectos literarios

Los proyectos en el mundo de la literatura surgieron de manera natural. Poco a poco y sin ningún tipo de presión, como el río que sabe que tiene que terminar desembocando en el mar para cerrar el ciclo.

El primer paso fue un blog llamado El Rincón de la Páginas. Fue el principio de todo y ha llevado a lo que hoy tenemos entre las manos. Se trata de una marca que me acompañó durante muchísimos años y que un día tuve que virar en mi propio nombre pues ya no representaba lo que quería hacer con mi presencia en internet. Al final estar presente en tantos proyectos, en tantos programas o en tantos tejemanejes hacía que denominar la base de todo de una manera que no fuera con mi nombre parecía errónea. Y así, en 2018 se dio el último paso para transformarlo.

También formé parte de una comunidad literaria llamada Bloggerizados. Es una de mis etapas blogger más bonitas. La recuerdo con muchísimo cariño. Un conjunto de jóvenes que no teníamos absolutamente ni idea de nada nos juntamos con un único objetivo: promover nuestro amor por la literatura. Duró varios años y finalmente cada uno escogió su propio camino, pero es reconfortante pensar que más o menos todos hemos acabado vinculados al mundo de la literatura.

Booktube llegaría en el año 2016 y sigo pensando que ha sido la decisión más importante que he tomado en este espacio. El salto de las teclas a la cámara da vértigo, pero las recompensas son evidentes. Habría muchos motivos para destacar, pero el factor humano es el más importante. La cantidad de personas, equipos e incluso familia que haces es inmensa. Todo surgió debido a que el trabajo que yo tenía por aquel entonces me puso un día a editar vídeos y si lo podía hacer para clientes, también lo podría hacer para mí mismo. Y así fue.

El último paso ha sido el del podcasting. Se trata de un formato que me había llamado la atención desde que tengo memoria y el hecho de que 2018 comenzara con la posibilidad de dar el salto fue mi gratificante. En la actualidad dirijo dos de ellos: la Taberna Literaria y BooksOnAir y colaboro en otro sobre escritura: 30 teclas por hora. Cada uno de ellos es especial, distinto y aporta valor a su modo. Os recomiendo conocerlos.

Escritor

La faceta como escritor es la que tengo menos trabajada, aunque sé que es una carrera de fondo. Siempre he escrito. Desde que tengo memoria, incluso cuando no me gustaba leer encontraba en las palabras el refugio ante todo lo malo que sucedía a mi alrededor. La infancia y la adolescencia no fueron fáciles a nivel personal, pero poder sentarme delante de un papel en blanco ayudaba a traspasar muchas de estas situaciones.

Desde hace tiempo es una tarea que me tomo cada día un poco más en serio. Con un primer trabajo terminado y en busca de casa, me encuentro trabajando en una segunda novela que nace de madrugada cada día a las cinco, pues es la única hora en la que le puedo dedicar todo mi energía.

Ojalá muchas personas puedan leer estas historias pronto.

Mi vida profesional

Mi vida profesional ha estado siempre ligada al mundo de la comunicación y la escritura. Graduado en dos carreras a las que nunca me dedicaré, el mundo del marketing y el copywriting han sido mi casa desde hace un lustro y espero que así lo siga siendo. Pero bueno, aquí estáis por mi perfil literario, así que esta es otra historia que os puedo contar aquí.

¿Buscamos historias?

Carmelo_Beltran_Web

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies